Adicciones

Tratamientos psicológicos para las adicciones, drogas, ludopatías, etc.

Adicciones

El consumo de algunas sustancias o ciertas conductas pueden llegar a ser adictivas. Se considera que lo son cuando la persona continúa realizando la conducta o consumiendo determinada sustancia a pesar de esto interfiere negativamente en su vida, ya sea en su salud física o psicológica, en su trabajo, en su vida familiar, su imagen social, etc.

Entre las adicciones más frecuentes están el consumo de alcohol, tabaco, cocaína, pastillas, cannabis o sedantes, la adicción al juego y más recientemente las adicciones provocadas el uso de las nuevas tecnologías.

Existen otro tipo de adicciones, si bien las anteriores son las más frecuentes.

Cuando cualquiera de estas conductas y/o consumos se escapan al control voluntario de la persona, podemos estar ante un trastorno adictivo.

Cuando aparece algunos de estos signos es probable que estemos ante una adicción son:

  • Cuando el consumo o la realización de la conducta nos hacer sentir mejor a corto plazo (aunque generalmente no a largo plazo).
  • La frecuencia del consumo o de la realización de la actividad aumentan.
  • Sensación de no poder prescindir de ello.
  • Gasto económico creciente dedicado al consumo y/o la actividad.

Las adicciones tienen tratamiento.

BLOG DE NOTICIAS

Últimas noticias en psicología

Problemas psicológicos derivados de los malos tratos, físicos o psicológicos
Niños y niñas víctimas de violencia de género

Cuando hablamos de violencia, ésta puede ser física y/ o psicológica. Estas formas de violencia pueden ocasionar diferentes psicopatologías, siendo las más comunes: la ansiedad generalizada, la depresión, los problemas de autoestima y el estrés postraumático. 

Trastornos en el ánimo de personas infantiles, estados de depresión infantil
Sentimiento de soledad en niños y niñas con altas capacidades intelectuales

Los niños y las niñas diagnosticados o no de altas capacidades se dan cuenta de su diferencia desde que adquieren conciencia individual. Esta diferencia esconde en numerosas ocasiones un sentimiento de soledad e incomprensión de mayor o menor intensidad, que a la larga derivará en posibles trastornos emocionales.

Los conflictos interpersonales pueden generar consecuencias físicas y psicológicas
Consecuencias físicas y psicológicas de los conflictos interpersonales

Tener problemas con las personas de nuestro entorno puede afectarnos física y psicológicamente. Diversos estudios demuestran que los conflictos aumentan la hipertensión y los problemas cardíacos.