Alimentación

Trastornos en alimentación, anorexia, bulimia

Alimentación

La anorexia nerviosa: es un trastorno de la alimentación caracterizado por un bajo peso corporal (menos del 85 por ciento del peso normal para la estatura y la edad), una imagen corporal distorsionada, amenorrea (ausencia de al menos tres períodos menstruales consecutivos cuando en otra circunstancias sí deberían ocurrir) y un intenso miedo a engordar.

Existen dos subgrupos de comportamientos anoréxicos cuyo objetivo es reducir la ingesta calórica:

  • Tipo restrictivo – limita severamente la ingesta de alimentos, especialmente de aquellos que contienen carbohidratos y grasa.
  • Bulimia (también denominada atracones y purgación) – come en exceso y luego se provoca el vómito o toma grandes cantidades de laxantes u otros purgantes (medicamentos que, a través de sus efectos químicos, sirven para aumentar la eliminación del contenido intestinal).

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la anorexia. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Bajo peso corporal (inferior al 85 por ciento del peso normal para la estatura y edad).
  • Miedo intenso de volverse obeso, incluso cuando el individuo está perdiendo peso.
  • Visión distorsionada del peso, tamaño o forma de su propio cuerpo; se ve demasiado gordo, incluso cuando su peso está por debajo de lo normal; dice sentirse obeso, incluso cuando está muy delgado.
  • Se niega a mantener un peso corporal mínimo normal.
  • En las mujeres, ausencia de tres ciclos menstruales consecutivos sin existir otra causa.
  • Excesiva actividad física para estimular la pérdida de peso.
  • Negación de las sensaciones de hambre.
  • Preocupación con la preparación de los alimentos.
  • Costumbres alimenticias extrañas.

A continuación, se enumeran los síntomas físicos más comunes asociados con la anorexia, los cuales a menudo son el resultado de la inanición y la desnutrición. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Piel seca que cuando se pellizca y se suelta no recupera su forma normal.
  • Deshidratación.
  • Dolor abdominal.
  • Constipación.
  • Letargo.
  • Mareos.
  • Fatiga.
  • Intolerancia al frío.
  • Demacración.
  • Desarrollo de lanugo (vello corporal fino).
  • Piel amarillenta.

Las personas que tienen anorexia pueden también ser socialmente introvertidas, irritables, de humor cambiante o depresivas. Los síntomas de la anorexia nerviosa pueden parecerse a los de otros problemas médicos o trastornos psiquiátricos.

Los síntomas más comunes de la bulimia son:

  • Presencia de frecuentes episodios en los que la persona ingiere grandes cantidades de comida de forma muy rápida y generalmente a escondidas (atracones). La persona no controla esta conducta.
  • Sentimientos intensos de culpa y ansiedad después del atracón.
  • Provocación del vómito, abuso de purgantes o restricción alimenticia (generalmente menos intensa que en la anorexia restrictiva) con el objetivo de mitigar los efectos del atracón.
  • Gran preocupación por el peso y la silueta.

La anorexia y la bulimia tienen tratamiento.

BLOG DE NOTICIAS

Últimas noticias en psicología

Escuela de padres
Síndrome del niño hiperregalado

En Psicología, hablamos del Síndrome del niño hiperregalado para referirnos a la actitud de los niños y niñas, que tras haber recibido una gran cantidad de regalos y haber sido totalmente sobreestimulados con ellos, ya no valoran lo que reciben, sólo quieren abrir más y más regalos y recibir todo lo que se les pasa por la cabeza.

Terapias psicológicas para el tratamiento de la ansiedad infantil
Estrés infantil

Los niños, al igual que las personas adultas, también pueden verse afectados por situaciones de estrés.

Problemas psicológicos derivados de los malos tratos, físicos o psicológicos
Trastornos disociativos

El trastorno disociativo es un trastorno mental en el que existe una desconexión y una falta de continuidad entre pensamientos, sentimientos y conductas una vez que la situación traumática y dolorosa ha desaparecido.