Malos tratos

Problemas psicológicos derivados de los malos tratos, físicos o psicológicos

Malos tratos

Los malos tratos pueden ser tanto físicos como psicológicos y pueden dar lugar a diferentes psicopatologías como el estrés pos-traumático, problemas de autoestima, ansiedad generalizada, fobias, depresión, etc…

Es frecuente que el maltrato físico comience con un maltrato psicológico previo que destruye la autoestima de la víctima, de modo que cuando comienza el maltrato físico, ésta ya no tiene recursos para salir de él.

En ocasiones el maltrato psicológico puede darse sin que nunca ocurra maltrato físico. Se considera maltrato psicológico las siguientes acciones( entre otras) hacia una persona (niño o adulto):

  • Insultos, malos modos, comentarios despectivos hacia su persona.
  • Insistencia en su poca valía.
  • Limitar su contacto con amigos o familiares.
  • Limitar la independencia.
  • Restricciones en cuanto al dinero o a la capacidad de decidir.
  • Celos obsesivos o comportamientos posesivos.

BLOG DE NOTICIAS

Últimas noticias en psicología

Problemas psicológicos derivados de los malos tratos, físicos o psicológicos
Trastornos disociativos

El trastorno disociativo es un trastorno mental en el que existe una desconexión y una falta de continuidad entre pensamientos, sentimientos y conductas una vez que la situación traumática y dolorosa ha desaparecido.

Trastornos relacionados con la ansiedad
Principales síntomas de ansiedad

Nuestro actual estilo de vida está marcado por la presión del tiempo y la inmediatez. Normalmente tenemos más cosas que enfrentar y que hacer a lo largo del día que el tiempo del que disponemos para ello, realmente. Esto se relaciona con el estrés y la ansiedad.

Problemas psicológicos derivados de los malos tratos, físicos o psicológicos
Niños y niñas víctimas de violencia de género

Cuando hablamos de violencia, ésta puede ser física y/ o psicológica. Estas formas de violencia pueden ocasionar diferentes psicopatologías, siendo las más comunes: la ansiedad generalizada, la depresión, los problemas de autoestima y el estrés postraumático.