Trastorno esquizotípico

Trastornos de la personalidad

Personalidad esquizotípica

La característica esencial del trastorno esquizotípico es un patrón general de déficit sociales e interpersonales caracterizados por un malestar agudo y una capacidad reducida para las relaciones personales, así como las distorsiones cognitivas o perceptivas y excentricidades del comportamiento. Entre los síntomas están:

  • Ideas de referencia (excluidas las ideas delirantes de referencia)
  • Creencias raras o pensamiento mágico que influye en el comportamiento y no es consistente con las normas subculturales.
  • Experiencias perceptivas inhabituales, incluidas las ilusiones corporales.
  • Pensamiento y lenguaje raros.
  • Suspicacia o ideación paranoide.
  • Afectividad inapropiada o restringida.
  • Comportamiento o apariencia raros.
  • Falta de amigos íntimos o de confianza.
  • Ansiedad social excesiva que no disminuye con la familiaridad.

La característica esencial del trastorno es un patrón general de distanciamiento de las relaciones sociales y de restricción de la expresión emocional en el plano interpersonal. Entre los síntomas están:

  • No desea ni disfruta de las relaciones personales, incluido el formar parte de una familia.
  • Escoge casi siempre actividades solitarias.
  • Escaso interés en las relaciones sexuales.
  • Disfruta con pocas o ninguna actividad.
  • No tiene amigos íntimos o personas de confianza.
  • Se muestra indiferente a los halagos y a las críticas de los demás.
  • Muestra frialdad emocional, distanciamientos o aplanamiento de la afectividad.

La característica esencial de este trastorno es un patrón de desconfianza y suspicacia general hacia los otros, de forma que las intenciones de éstos son interpretadas como maliciosas. Entre los síntomas de este trastorno están:

  • Sospecha, sin base suficiente , que los demás se van a aprovechar de ellos, les van a hacer daño o les van a engañar.
  • Preocupación por dudas no justificadas acerca de la lealtad o fidelidad de amigos o socios.
  • Reticencia a confiar en los demás por temor a que la información que compartan vaya a ser utilizada en su contra.
  • Vislumbran significados ocultos en cualquier hecho o situación.
  • Alberga rencores durante mucho tiempo.
  • Percibe ataques a su persona o a su reputación que no son aparentes a los demás y está predispuesto a reaccionar con ira o a contraatacar.
  • Sospecha repetidamente que su pareja le es infiel.

Los principales síntomas de este trastorno son:

  • Grandioso sentido de autoimportancia.
  • Fantasías de éxito ilimitado, poder, riqueza, brillantez, belleza, etc.
  • Cree que es especial y único y que solo puede ser comprendido y relacionarse con otras personas que son especiales o de alto nivel.
  • Exige una admiración excesiva.
  • Son muy pretenciosos: tienen expectativas irracionales de recibir un trato especial.
  • Es explotador y aprovechado respecto a los demás.
  • Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.
  • Comportamientos y actitudes arrogantes y soberbios.

El trastorno narcisista de personalidad tiene tratamiento.

Se trata de un trastorno muy parecido al la fobia social, pero que se da con síntomas más intensos y que produce muchas más limitaciones en la vida cotidiana de la persona que lo sufre.

Los síntomas característicos del trastorno son:

  • Graves problemas a la hora de relacionarse con los demás, inhibición social.
  • Problemas de autoestima y sentimientos de inferioridad.
  • Miedo a la valoración negativa por parte de los demás.
  • Miedo a ser avergonzado o ridiculizado.
  • Crisis de ansiedad en situaciones que implican interacción con otras personas.
  • Falta de habilidades sociales por el poco uso que se hace de ellas.
  • Miedo a implicarse actividades debido a que puedan ser comprometedoras.

Este trastorno puede tener consecuencias graves, como:

  • Aislamiento y la soledad.
  • Problemas laborales o evitación de un trabajo por no tener que relacionarse con los demás o no tener que enfrentarse a la ejecución de tareas.
  • Ansiedad.
  • Problemas para cambiar y evolucionar como persona.

El trastorno evitativo de personalidad tiene tratamiento.

Entre los principales síntomas de este trastorno están:

  • Necesidad general y excesiva de que se ocupen de uno.
  • Sumisión, adhesión y temores por la separación.
  • Dificultad para tomar decisiones sin consultar previamente con la persona o personas de las cuales depende.
  • Necesidad de que otras u otras personas asuman la responsabilidad de su propia vida.
  • Dificultades o imposibilidad para mostrar desacuerdo o decir que “no”.
  • Grandes dificultades para iniciar proyectos o hacer actividades de un modo independiente.
  • Problemas de autoestima.
  • Tolerancia a situaciones desagradables y humillantes para evitar el abandono o conseguir la protección y aceptación de los demás (toleran malos tratos).
  • Sentimiento de soledad y desamparo cuando no se tienen los cuidados de otra persona.
  • Cuando se termina una relación importante se busca rápidamente otra.
  • Ansiedad y exceso de preocupación por la posibilidad del abandono.

El trastorno dependiente de personalidad tiene tratamiento.

Lo más característico de este trastorno son las autolesiones, que no sólo incluyen la producción a sí mismo de lesiones físicas, sino también conductas como el consumo de drogas o alcohol, provocarse vómitos, realizar intentos de suicidio, etc.

Además de los anteriores, entre los síntomas del trastorno están:

  • Inestabilidad en las relaciones sociales, la autoimagen y la afectividad.
  • Impulsividad.
  • Miedo a ser abandonado.
  • Relaciones inestables e intensas, caracterizadas por pasar de la sobrevaloración a la infravaloración o del afecto intenso al odio.
  • Inestabilidad en el estado de ánimo.
  • Sentimientos de vacío y soledad.
  • Ira intensa, inapropiada y con dificultades para controlarla.

El trastorno límite de personalidad tiene tratamiento.

Se trata de un trastorno muy llamativo. Lo más característico de este trastorno posiblemente sea la verborrea, es decir hablar mucho y a gran velocidad, sin escuchar lo que los demás puedan decir, con mucha expresividad y llamando la atención con el tono de voz, con una gran gesticulación y con un comportamiento seductor.

Son síntomas característicos del trastorno:

  • Exceso de emotividad y búsqueda de atención.
  • Molestia en situaciones en las que no es el centro de atención.
  • Utilización del físico para llamar la atención.
  • Expresión emocional superficial y con rápidos cambios de humor.
  • Dramatización y exageración de las emociones.
  • Consideración de las relaciones más íntimas de lo que en realidad son, cogiendo confianza con gran rapidez.
  • Búsqueda de apoyo y atención de los demás (que también se da en el trastorno límite de personalidad y en el dependiente).

El trastorno histriónico de personalidad tiene tratamiento.

Los síntomas de este trastorno tienen muchas similitudes con los del trastorno de ansiedad obsesivo compulsivo pero se diferencian sobre todo por las obsesiones y compulsiones que en éste último se producen. La misma persona puede ser diagnosticada de los dos trastornos, no es raro.

La principal característica de este trastorno es la preocupación por el orden, el perfeccionismo y el control mental, a expensas de la flexibilidad y la espontaneidad. Este patrón de comportamiento comienza al principio de la edad adulta.

Las personas con este trastorno intentan mantener la sensación de control mediante un gran número de reglas, protocolos, pautas, etc. Son muy cuidadosos y propensos a las repeticiones, sobre todo para comprobar posibles errores.

Además de lo anterior, algunos de los principales síntomas del trastorno son:

  • Perfeccionismo en todo lo que se realiza.
  • Rigidez diferentes cuestiones, especialmente en temas morales y éticos.
  • Dificultad para tirar y deshacerse de objetos gastados o inútiles.
  • Rigidez para aceptar que las cosas se hagan de manera diferente a la que ellos consideran adecuada.
  • Suelen ser tacaños, porque suelen controlarse mucho por las posibles catástrofes que puedan llegar.
  • Rigidez y obstinación general.

El trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo tiene tratamiento.

BLOG DE NOTICIAS

Últimas noticias en psicología

Problemas psicológicos derivados de los malos tratos, físicos o psicológicos
Niños y niñas víctimas de violencia de género

Cuando hablamos de violencia, ésta puede ser física y/ o psicológica. Estas formas de violencia pueden ocasionar diferentes psicopatologías, siendo las más comunes: la ansiedad generalizada, la depresión, los problemas de autoestima y el estrés postraumático. 

Trastornos en el ánimo de personas infantiles, estados de depresión infantil
Sentimiento de soledad en niños y niñas con altas capacidades intelectuales

Los niños y las niñas diagnosticados o no de altas capacidades se dan cuenta de su diferencia desde que adquieren conciencia individual. Esta diferencia esconde en numerosas ocasiones un sentimiento de soledad e incomprensión de mayor o menor intensidad, que a la larga derivará en posibles trastornos emocionales.

Los conflictos interpersonales pueden generar consecuencias físicas y psicológicas
Consecuencias físicas y psicológicas de los conflictos interpersonales

Tener problemas con las personas de nuestro entorno puede afectarnos física y psicológicamente. Diversos estudios demuestran que los conflictos aumentan la hipertensión y los problemas cardíacos.