¿Qué es la autoestima?

Señor mirándose a un espejo

 

La autoestima es la percepción que se tiene de uno mismo. Nadie puede dejar de pensar en si mismo y de evaluarse. Todos desarrollamos una autoestima, positiva o negativa, alta o baja, aunque no nos demos cuenta.

Es importante desarrollarla de la manera más realista y positiva posible y que nos permita descubrir nuestros recursos personales, para apreciarlos y utilizarlos debidamente, así como nuestras deficiencias, para aceptarlas y superarlas en la medida de nuestras posibilidades. La autoestima es la base, los cimientos de nuestra salud psicológica.

SINTOMAS DE UNA BAJA AUTOESTIMA

Una persona con baja autoestima:

  • Aprende con dificultad, ya que piensa que no puede o que es demasiado difícil.
  • Se siente inadecuado ante situaciones que considera que están fuera de su control
  • Adquiere hábitos de crítica a los demás, de envidia y descontento.
  • Cuando surgen problemas echa la culpa a las circunstancias y a los demás y encuentra siempre excusas para si mismo.
  • Autocrítica. Es habitual la insatisfacción consigo mismo
  • Hipersensibilidad a la crítica, que le hace sentirse fácilmente atacado.
  • Indecisión, por miedo exagerado a equivocarse.
  • Deseo excesivo de complacer, no se atreve a decir “no” por temor a desagradar y perder la benevolencia del peticionario
  • Perfeccionismo o autoexigencia de hacer “perfectamente”, sin un fallo, casi todo cuanto intenta, lo cual puede llevarle a sentirse muy mal cuando las cosas no salen con la perfección.
  • Culpabilidad: se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores.
  • Tendencias depresivas: tiende a verlo todo negro, su vida, su futuro y, sobre todo a sí mismo; y es proclive a sentir una inapetencia generalizada del gozo de vivir y aún de la vida misma.

La autoestima es un concepto que se manifiesta de forma cambiante en función de nuestra situación vital y nuestras circunstancias. Cuando la autoestima es baja, nuestra resistencia para afrontar las adversidades de la vida disminuye, nos desmoronamos ante los problemas. Los aspectos negativos tienen mayor poder en nosotros que los positivos. De este modo, una autoestima positiva nos proporciona resistencia, fuerza y capacidad para afrontar los problemas vitales. Además, cuanto mayor sea el número de elecciones y decisiones que tenemos que hacer a un nivel consciente, más urgente será la necesidad de autoestima.

La autoestima tiene dos componentes relacionados entre si:

  • Eficacia personal: Confianza en nuestra capacidad para pensar, aprender, elegir y tomar decisiones.
  • Respeto a uno mismo: Saber nuestra valía personal, y tener en cuenta el derecho de vivir y de ser feliz, reafirmar los pensamientos, deseos y necesidades.

REGLAS BÁSICAS PARA UNA BUENA AUTOESTIMA:

  1. Aceptarse a sí mismo.
  2. Abordar sólo los temas que puedan solucionarse, por ejemplo, situaciones del presente.
  3. Recordar os éxitos pasados, no los fracasos.
  4. Plantear las metas en forma de conductas que dependen de esfuerzo personal, no de exigencias inalcanzables o fruto del azar.
  5. Fijarse pequeñas metas positivas y realistas.
  6. Fomentar el contacto social con personas agradables.
  7. Autocuidado.

De todos modos, tener autoestima no garantiza el éxito, ya que existen factores externos a nosotros que no controlamos. No garantiza que no vayamos a sufrir ansiedad o depresión ante las dificultades de la vida, pero nos hace menos susceptibles y nos prepara mejor para afrontarlas, rechazarlas o superarlas

Preferencias de privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.