¿Qué es la inteligencia emocional?

corazón balanza cerebro

 

Muchas veces hablamos de inteligencia sin tener en cuenta todas sus partes, de este modo, pensamos que la inteligencia es simplemente un CI alto o un buen nivel académico. Howard Gadner fue el primero en hablar de la teoría de las Inteligencias Múltiples, dividiendo el coeficiente intelectual en diferentes capacidades independientes. Separó la inteligencia en doce tipos distintos: inteligencia lógico-matemática, visual-espacial, musical, corporal-kinestésica, intrapersonal, interpersonal, emocional, lingüístico-verbal, interpersonal, naturalista, existencial, creativa y colaborativa.

Por otro lado, el psicólogo Daniel Goleman desarrolló el concepto inteligencia emocional, profundizando en la teoría de Gardner. Siendo la inteligencia emocional un concepto clave en la psicología, ya que nos ayuda a entender de qué manera podemos controlar de un modo adaptativo nuestras emociones y las de los demás, y así poder entender y usar nuestras propias emociones con el fin de reducir el estrés, comunicarnos de manera eficaz, empatizar con otras personas o superar desafíos o conflictos.

Para tener una buena inteligencia emocional, hay que desarrollar varios componentes, lo cual, a veces no es fácil y se necesita ayuda de un profesional para lograrlo:

  • Tener empatía.
  • Expresar de una manera correcta los sentimientos y las emociones.
  • Comprender los sentimientos y emociones de los demás.
  • Controlar la ira.
  • Buena capacidad de resolución de problemas.
  • Ser respetuosos con los demás.
  • Conciencia y regulación emocional.
  • Habilidades sociales.

¿Qué herramientas podrían ayudarte a la hora de desarrollar un buen nivel de inteligencia emocional? A rasgos generales podríamos utilizar las siguientes:

  • Trabajar la empatía: escuchar y comprender otras personas poniéndonos en su lugar, siendo amable y accesible. Es decir, entender cómo se sienten los demás y aprender a comunicarse correctamente.
  • Trabajar asertividad: El comportamiento asertivo implica la expresión directa de los propios sentimientos, necesidades, derechos legítimos u opiniones sin amenazar o castigar a los demás y sin violar los derechos de esas personas. El mensaje básico de la aserción es:
  1. Esto es lo que yo pienso
  2. Esto es lo que yo siento
  3. Así es como veo la situación
  • Trabajo en autocuidado, autoconciencia y autogestión. Conocer nuestros sentimientos. Analizar nuestras fortalezas, debilidades, habilidades, objetivos o deseos, con la finalidad de conseguir la motivación necesaria para alcanzar nuestras metas.
  • Trabajo en habilidades sociales: somos seres sociales, por lo que tener una serie de habilidades sociales es fundamental para facilitar el entendimiento con los otros y evitar malentendidos y conflictos.

También, existen situaciones en las que la carga emocional es muy alta, ya sea en un estado de euforia como de tristeza, dónde normalmente se toman decisiones en base a un estado emocional. Si somos conscientes que esto ocurre, esperaremos a encontrarnos más calmados para tomar una decisión, donde podamos hacer una evaluación objetiva sobre la situación.

Por lo tanto, cuando hablamos de inteligencia emocional, no sólo nos referimos a mantener una conversación con respeto y empatía, si no que hablamos también de aprender a adaptarnos a los cambios y ser flexibles. Nos ayuda a sobrellevar situaciones o conflictos, y poder aprender de ellas en un futuro. También te ayuda a conectar con otras personas, forjar relaciones empáticas, comunicar de manera efectiva y expresar tus sentimientos.

 

Entradas relacionadas

Preferencias de privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.