Alianza terapéutica

AT!

La alianza o vinculo terapéutico hace referencia a la relación establecida entre el paciente y el terapeuta en el contexto de la psicoterapia; y es común en todas las corrientes u orientaciones que existen en psicológica clínica.

La elección de un profesional no es algo sencillo, ya que influyen factores como la orientación terapéutica, sexo o experiencia en un área determinada. Una vez hecho este filtro, el paciente ha de depositar su confianza y abrirse a una persona desconocida. Por la otra parte, el profesional ha de ofrecer seguridad, empatía, respeto y paciencia, además de observación, para captar todo aquello que el paciente transmite sin palabras. Esta relación creada entre terapeuta y paciente es diferente a cualquier otra ya que existe una implicación completa sin ningún tipo de relación interpersonal. En terapia se integran los miedos y las necesidades del paciente con los conocimientos, técnicas y empatía del profesional.

Bordin (1979) señaló tres componentes fundamentales en la creación de la alianza terapéutica:

  • Vínculo entre paciente y terapeuta de respeto mutuo, compromiso común y reciproca comprensión de las tareas psicoterapéuticas.

 

  • Acuerdo entre paciente y terapeuta respecto a los objetivos de la psicoterapia: una labor crucial es el establecimiento de objetivos mutuos. El terapeuta ayuda al paciente a establecer dichos objetivos y alcanzan un acuerdo para su consecución.

 

  • Acuerdo entre paciente y terapeuta acerca de las tareas que se estén llevando a cabo: se explicarán las técnicas a utilizar y el objetivo a conseguir; atendiendo y resolviendo todas las dudas que se le presenten al paciente.

 

Por otra parte, hay una serie de elementos que el terapeuta ha de desarrollar y que ayudan al adecuado desarrollo de esta alianza. El primero de ellos es la escucha activa, sentirse escuchado facilitará al paciente la expresión emocional. Un segundo elemento es la empatía para entender lo que la otra persona siente y hacérselo saber, ayudando a identificarlo. Por último, el tercero y no menos importante, hace referencia a la sinceridad; no transmitir falsas esperanzas tranquilizadoras y derivar a otro profesional si no se conoce el tratamiento.

En resumen, este vínculo comienza a establecerse desde el primer momento buscando un clima de confianza y cercanía, en el que el paciente se encuentre cómodo y seguro para poder abrirse a exponer sus miedos y necesidades con total libertad, sin miedo a ser juzgado. La alianza terapéutica es mucho más que el vínculo psicólogo-paciente, es una variable fundamental en el tratamiento psicológico.

Preferencias de privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.